Especiales de Obdulio

Temporada de otoño: Fecha 3

Una nueva semana de competencia y la intensidad aumenta en cuanto los equipos entrenan y se preparan mejor.

Algunas bajas diezmaron nuestro entrenamiento del viernes y el partido de hoy. El equipo tuvo que demostrar nivel pese a no contar con todos los jugadores en una tarde muy calurosa que requería más cambios refrescantes de los que pudimos realizar.

Esta vez la crónica inicia el jueves, donde hice parte de la capacitación para licenciarme como entrenador de Sub-9 y Sub-10, en partidos de 7vs7. En dicho curso hecho en el US Soccer (la AUF de Estados Unidos), orientan a los entrenadores en el tratamiento de los niños, el tipo de prácticas y la filosofía del fútbol infantil de este país.

01partido3.JPG

Debo reconocer que salvo algunos arrebatos de uruguyez mi forma de trabajo no andaba muy lejos de lo que allí se recomendaba. De hecho, entre intuición y la práctica para los entrenadores previo al campeonato sirvió mucho para sentar las bases. Considero que de la impronta de cada uno está la diferencia y creo que la mía viene desde el sur, donde están mis raíces que no se olvidan.

El curso lo terminé al día siguiente haciendo un curso de respuesta ante emergencias. Esta gente tiene todo demasiado bien pensado y la seguridad de los jugadores es prioridad.

Terminando el momento de autobombo les cuento que ahora estoy licenciado como entrenador para la citada categoría, certificado por el US Soccer.

IMG-20190831-WA0006

La práctica con pocos jugadores nos permitió personalizar un poco más las indicaciones e insistir con jugar de forma asociada evitando los traslados innecesarios de pelota que son cansadores. También practicamos algunas situaciones como aprovechar los saques de banda o los tiros libres.

La charla con los niños respecto al partido anterior cargaban un poco las culpas a nuestro golerito disperso y noté a alguno un poquito alto del piso. Una vez más volví al modo “Gregorio Pérez” (o el DT que Ud guste, yo admiro a Don Gregorio) y apagué el incendio de la soberbia con algunas demostraciones básicas para que entendieran que ellos están aprendiendo y que no están en condiciones de creerse más que nadie.

IMG-20190831-WA0009

El entrenamiento como siempre fue con la pelota en juego todo el tiempo, intercalando ejercicios de control de pelota, situaciones de ataque (y defensa) y la insistencia sobre poner el foco en el juego. Lograr la atención de estos pequeños durante los ejercicios es el desafío principal para este novato DT.

EL PARTIDO

Hoy empieza el otoño según el calendario pero el calor que había en la cancha a las 15:45 era insoportable. Estaba claro que necesitaríamos de todos los jugadores porque la rotación debía ser obligatoria.

Una madre me avisó que su hijo no iba a venir porque seguía mal (había faltado a la práctica) y otro que faltó por tener fiebre al entrenamiento le sugerí a su mamá que no lo trajera a jugar. La salud de los gurises está primero.

El otro de los tres ausentes en la práctica llegó para ponerse a la orden y uno de nuestros chiquitos habilidosos faltó sin aviso. Apenas tenía tres jugadores para rotar cuando deberían ser seis.

Fue así que el equipo salió con la base de jugadores habituales, ubicando una vez más de titular a un niño que lo había hecho muy bien en la práctica y otro que es una cajita de sorpresas.

partido03_01

De movida perdimos la pelota y llegó la primera clara para nuestro rival. Por suerte Agustín estaba inspirado y ganó una vez más el mano a mano salvando una jugada clarísima de gol. No es porque sea mi hijo, pero creo que está encontrando su lugar en la cancha. No le tiene miedo a la pelota y sabe ubicarse.

partido03_02

partido03_03

Fuimos dominados en buena parte del primer tiempo pero Agus se mandó dos o tres buenas más, especialmente saliendo a ahogar al delantero. La defensa bancaba como podía porque no lográbamos tener la pelota más de 2 segundos. Lo bueno de esto es que el equipo nunca se salió de la línea y seguía nuestras indicaciones que se basaban en aguantar el chaparrón.

Mi esposa también se sumó a las cuestiones futboleras, y según me contó dejó de filmar con la cámara de fotos y lo hizo con el celular como en los partidos anteriores porque nos estaba costando y según ella ahí cambió el viento. Creo que ahora me entiende por qué siempre miro los partidos sentado en el mismo lugar.

Promediando el primer tiempo logramos sacarnos de encima al rival y allí empezar a hacer nuestro juego tanto dentro como fuera de la cancha.

Todos los que participamos somos 100% amateur, incluido el árbitro que noté que no estaba familiarizado con todas las reglas. Protestar no está en mis preferencias mientras dirijo niños (quien ha jugado conmigo al fútbol sabe que hablo mucho en la cancha y por momentos soy insoportable), pero hubo una jugada que me sacó de mi postura y la protesté logrando el cobro del juez. Los goleros no pueden sacar con el pie voleando la pelota, se le dice “punt the ball”, y como el de ellos lo hizo le llamé la atención al referí.

Eso nos dio un tiro libre indirecto que se agradecía como agua en el desierto.

Luego de dos toques la pelota derivó en nuestro goleador que la calzó de volea desde el borde del área para clavarla en el arco poniendo el primer gol del partido.

partido03_04

partido03_05

La rotación del equipo no podía ser constante, aunque trataba de cambiar poco las posiciones para no entreverarlos. Nuestros rivales estaban con plantel completo y se notaba.

La alegría del gol nos duró algunos minutos, porque una mala decisión de nuestra defensa derivó en un delantero rival que terminó venciendo nuestro arco empatando el juego. La foto del gol sale en la web del equipo rival pero no me ha llegado el link así que no la puedo compartir.

Llegó un momento donde la mamá de nuestro golerito disperso (que estaba en el banco esperando su turno) comenzó a gritarle a su hijo desde el otro lado de la cancha: “¿por qué no te pone? preguntale, decile que te ponga, ¿Por qué no estás jugando?”

El niño le decía que iba a jugar en el segundo tiempo, pero la señora insistía con un “¿Le dijiste que te pusiera?”.

Les juro que estuve a punto de decirle algo, porque fue bastante molesto. Pero no es una de mis características ser conventillero así que ignoré por completo sus reclamos y la dejé gritando sola. Lidiar con estas impertinencias es parte de mi tareas.

Faltando unos cinco minutos tuvo su oportunidad como jugador y lo hizo bien como todos sus compañeros.

El anhelado descanso llegaba y se fueron todos derechito a tomar agua.

El cambio obligatorio de golero llegó y me tomé un minuto para hablarle a nuestro golerito. Si un niño pide para jugar de golero para mi es admirable porque requiere de mucha valentía y hacer una tarea que por lo general nadie quiere hacer. A sus espaldas está la red y los dedos de los demás apuntarán a él si la pelota entra en el arco.

En su caso, soportó todos los goles que habíamos recibido en los partidos anteriores y siguió pidiendo para jugar en el arco. Otros tal vez pidan para jugar de 9, él se sigue poniendo los guantes. Mis respetos.

Le dije que se enfocara en el partido y que se olvidara del griterío de los de afuera, que lo iba a hacer bien y que disfrutara de hacer lo que le gusta.

partido03_06

El segundo tiempo nos tuvo como protagonistas y lograron pararse mucho mejor en la cancha. Le habían agarrado la vuelta al partido y fueron descubriendo de a poco como doblegar al rival.

Sin embargo, un contragolpe perfecto nos dejó abajo en el tanteador.

A remar otra vez.

Un par de cambios de posición me parecieron pertinentes para darle un poco más de presencia al ataque, y los resultados comenzaron a verse cuando nos decidimos a presionar un poco más.

Nuestro goleador aprovechó un “scrimagge” en el área y tocó suave contra el segundo palo para poner el empate del partido.

partido03_07

La postura del equipo nos exponía a los contragolpes pero fue el gran momento de nuestro arquero que salvó un par de mano a mano con mucha valentía. Los grité casi como un gol.

Hoy no tuvimos tantas oprtunidades, pero comenzamos a rodear a nuestro rival que no podía salir, provocando la intervención de su arquero que salvó una muy clara ante una muy buena jugada de los gurises.

partido03_08

En los entrenamientos habíamos insistido que las jugadas de lateral requerían de tres puntos clave: sacarlo bien y a un compañero, que el que reciba entienda que el resto de la cancha está libre y que uno de los nuestros se muestre en el lado ciego para recibir probablemente solo.

partido03_10

La pelota se fue justo a la posición donde estaba ubicado y no le permití a nuestro goleador que sacara el lateral sino que se posicionara para recibir y que observara la cancha. Una seña a uno de nuestros aplicados jugadores bastó para que fuera al lado ciego. Por suerte me entendió.

partido03_12

El lateral llegó a destino y nuestro goleador la recibió a escasos metros sobre la línea. La acomodó un poco, levantó la cabeza e hizo un pase cruzado a nuestro aplicado player. Éste se fue rumbo al arco y decidido la cruzó contra el palo para poner el tercer gol del partido.

partido03_11

La alegría de esos gurises era inexplicable. En el banco se abrazaban y por primera vez vi a los de afuera compenetrados con lo que pasaba adentro de la cancha.

Le pregunto al árbitro cuanto faltaba en el momento de un corner a nuestro favor y me indica dos minutos. Los nuestros se habían ido con todo arriba y empecé a mandar a alguno para atrás porque quedábamos regalados.

La pelota terminó en el rival y otra vez tuvimos que padecer un contragolpe peligroso.

Uno de los más veloces de ellos se fue solo rumbo al arco pero otra vez se encontró con la oposición de nuestro valiente de los guantes que le ahogó la oportunidad.

Empezaba a cerrarse el partido.

partido03_09

Defendiendo la última pelota, sufriendo y reventándola en el último corner en contra se terminó el partido con un trabajoso 3 a 2.

El momento para refrescarse llegó y se fueron todos volando hasta la heladerita que había llevado para enfriar las bebidas y allí disfrutaron del apreciado jugo post partido.

Al saludarse entre los equipos (se forman dos filas y se cruzan para chocar sus manos) los gurises se dicen entre ellos “pegate un baño”, como gracia que descubrí que hacen entre ellos.

Como era el partido de última hora me tocó guardar los banderines del corner en el locker de la liga y poner los arcos juntos con la ayuda del DT rival.

Final de una jornada de mucho calor e intensidad dentro de la cancha.

 

Obdulio con los niños,

Obdulio son los Padres

 

Nota del autor: Como me interesa proteger mi privacidad cuido la de los demás y sólo muestro imágenes del partido que no incluyan rostros de niños de manera reconocible. Soy muy celoso de ese tema y trato de no compartir fotos en internet que incluyan a niños sin el consentimiento de sus padres. A algunos les parecerá un poco exagerado, a mi me parece que es un tema de respeto.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .