Especiales de Obdulio

El gol de la valija

La temporada 1933 llegaba a su final y como empezaría a ser costumbre los equipos grandes eran quienes definían el torneo uruguayo de aquel año.

Nacional y Peñarol igualaron en 46 puntos la primera posición del campeonato (el tercero fue Rampla Jrs con 32) por lo tanto disputaron un partido final para cerrar el campeonato 1933.

No piense que todo es tan sencillo pues el partido se jugó el 27 de mayo de 1934 luego de seis meses de disputas, protestas y apelaciones varias por un gol mal anulado a Peñarol en su último partido contra Sudamérica que terminara empatado a un gol.

Si Ud. cree que ver a dirigentes de los clubes grandes protestar a través de las redes sociales por un penal no cobrado o exigir el VAR para “darle garantía a las finales” es un poquitín patético imagine como era la cosa hace 86 años cuando los directivos podían protestar los resultados de los partidos en la Liga.

Image result for peñarol 1934

El fútbol en los escritorios era casi o más importante que lo que hacían los de pantalón corto en la cancha. Un dirigente hábil para el arte de las peleas de escritorio era más cotizado que un buen puntero derecho.

Según reveló el Diario El País en aquellos tiempos, “más de 60 jueces fueron vetados por los grandes” antes de llegar al pobre desgraciado que tuvo que arbitrar aquel partido con una mochila de 2 toneladas de presión en su espalda.

El (des)afortunado referí fue Telésforo Rodríguez, y como ya hemos explicado en este blog nada puede suceder en un field del fútbol uruguayo si no hay un Rodríguez en la vuelta aunque esto no es garantía de que las cosas vayan a salir bien.

El partido favorecía a Peñarol en el trámite pero la puntería no había estado del lado de los carboneros aquella noche.

El puntero Bahía había logrado burlar su marca y su furibundo shot había salido desviado cerca del arco tricolor.

Quiso la diosa fortuna que el balón rebotara en la valija de madera del kinesiólogo de Nacional Juan Kirchberg volviendo al campo de juego cayendo en los pies del jugador de Peñarol Braulio Castro.

Image result for el gol de la valija

“Solo frente al arquero vacila un instante porque la jugada fue perfectamente clara para todos. “Matucho” Fígoli (nota de Obdulio: era el DT de Peñarol), lo supimos después, le dice sin embargo: ‘metela por las dudas’. Y Braulio la empuja hacia la red.

Telésforo Rodríguez, que no había perdido detalle, señaló con una mano el saque de arco y con la otra la mitad de la cancha como se hace habitualmente. 

Decimos que ni el público ni los espectadores se expresaron en la forma que es común ver cuando se convierte un goal. Desde las tribunas se observó con tranquilidad e indiferencia lo que ocurría en el campo y allí los players no hicieron ‘demostracion alguna’.”

Estas líneas fueron publicadas por el diario EL PAIS al día siguiente. El ademán del árbitro fue confirmado por él mismo en una entrevista que le hicieran en su cama donde se encontraba internado en el hospital todo vendado.

Es que los únicos que no entendieron las señas del juez fueron los jugadores de Nacional que sin mediar palabra quisieron convencer al pobre Telésforo a puro golpe.

Alguien muy fanático podría argumentar que tamaña reacción se debía a una sucesión de fallos del juez que los venían perjudicando durante el match. Pero nadie en el field había observado la típica “flechada de cancha” hasta ese momento pues el juego era intenso pero limpio.

Con el referí rumbo al hospital los dirigentes seguían discutiendo en la cancha sobre cómo seguir y algún pillo aplicó la “táctica Defensores del Chaco” apagando las luces del Centenario.

La gente furiosa al grito de “ladrones, ladrones” repudiaba los hechos. Otros intentaron invadir el campo pero fueron disuadidos por la policía mientras algunas fogatas aparecían en las tribunas que oficiaban como la fuente lumínica para los hinchas que pretendían hacer arder al coloso de cemento.

Al menos cinco jugadores fueron identificados como agresores del pobre Telésforo lo que hubiese provocado la expulsión de los mismos y con ello la conclusión del partido coronando a Peñarol como campeón.

Como habíamos comentado al principio los partidos se podían protestar en la Liga y los dirigentes de Peñarol cometieron el error de reclamar el gol y los puntos. Con pedir la expulsión de los cinco jugadores alcanzaba, pero como suele pasar con el que se envalentona teniendo razón, metieron la pata y dejaron la puerta abierta para los astutos dirigentes tricolores que luego de varios días de idas y vuelas lograron que se jugara el pico de 20 minutos y la expulsión de dos jugadores nada más.

Por cierto, uno de ellos fue el Mariscal Nasazzi que se comió un año de suspensión por arrimarle la ropa al cuerpo al juez del partido. El otro señalado fue Juan Labraga a quien le dieron 15 meses como para que piense en lo que hizo hasta volver a las canchas.

El partido se completó el 25 de Agosto de 1934 a puertas cerradas y los jugadores de Nacional lograron aguantar el 0 a 0 incluyendo los 30 minutos de alargue. Los hinchas tricolores bautizaron esta hazaña como “el clásico de los 9 contra 11”.

Se volvió a jugar una nueva final el 2 de setiembre y el partido volvió a terminar 0 a 0 tras 120 minutos de fútbol y el mismo resultado se dio el 16 de setiembre cuando jugaron por la segunda rueda del campeonato uruguayo de 1934 (genios de los calendarios en Uruguay los hubo siempre).

Nacional se terminó consagrando campeón uruguayo 1933 el 18 de noviembre del 34 al vencer a Peñarol por 3 a 1.

Todo por un kinesiólogo que dejó la valija cerca de la cancha y un juez que no se hizo entender debidamente.

 

Obdulio recuerda,

Obdulio son los Padres

 

Obdulio cita sus fuentes:

El relato que les acaba de contar Obdulio se basa en el texto que obtuvo del libro “Historia de Peñarol” escrito por Luciano Álvarez con la colaboración de Leonardo Habernkorn, ediciones Aguilar, 2016.

https://www.radiocarmelo.com/index.php/deportes/itemlist/tag/Historia

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .