AMSTERDAM 1928 – Capítulo II

Un polizón en Río de Janeiro

La colecta para los olímpicos fue un éxito y la estadía en los juegos estaba asegurada. Tras la lección aprendida en París, los uruguayos no se arriesgaron y se alojaron en Velsen, otro sitio tranquilo con terreno disponible para entrenar y descansar.

A diferencia de la silenciosa partida de 1924 el puerto de Montevideo ésta vez se llenó de público para despedir al equipo y de paso meterle un poco de presión. Es que la presencia de Argentina puso las cosas más competitivas y después de cuatro años de disputas con nuestros vecinos del Plata en Ámsterdam se definiría la cuestión.

El viaje se volvió a planificar con ejercicios en cubierta y una serie de cuidados propios de fines de los años veinte. No espere delicadas dietas bajas en grasas saturadas y carnes magras. Los muchachos no le escapaban al guisito, el vino en la mesa y alguna otra cosa que los dejara bien puchereados para la batalla del sport.

In Amsterdam in 1928, the football masters were Uruguayan - Olympic News

El barco partió Eubée partió rumbo a Río de Janeiro donde la selección hizo escala y para estirar un poco las piernas coordinó un amistoso a la pasada. El siguiente destino sería Lisboa (Portugal), Le Havre (Francia) y desde allí irían por tierra rumbo a Ámsterdam.

José Leandro Andrade se negó a ir debido a algunos problemas con los pagos. El hombre quería lo suyo pero se ve que no hubo acuerdo. Sin embargo, tras la partida de sus compañeros Andrade cambió de opinión y se subió al siguiente barco rumbo a Río de Janeiro aprovechando la escala de éstos en aquella ciudad.

El amo y señor de las canchas (y la noche) parisina de 1924 se reuniría con sus colegas e integraría la delegación rumbo a los Juegos Olímpicos.

A los vecinos se les complicó un poco

Pese a todo el estruendo hecho por la prensa, las disputas internas en Argentina seguían tan vigentes como las de sus vecinos, pero como todos sabemos ellos son más intensos y por lo tanto les cuesta un poquito más cerrar los temas.

Apenas una semana antes del plazo razonable para inscribir al equipo lograron conseguir los fondos para la aventura europea. El viaje incluyó una muy pobre preparación en España y Portugal donde en tres partidos lograron “apenas” un empate, una derrota y un triunfo. Imaginen a los cronistas de la época dándole algún palito al “mejor equipo del mundo”.

Por aquellos tiempos no tenían ni a DiStefano ni Maradona o Messi, pero les alcanzaba con creerse mejores que los demás para aspirar al campeonato mundial casi sin despeinarse.

Al igual que Uruguay, decidieron alojarse en las afueras de Ámsterdam. Bloemendaal fue el sitio elegido para estar alejado del ruido de la capital de los Países Bajos.

Los juegos Olímpicos de Ámsterdam

Por primera vez se encendió la llama olímpica en el pebetero y éste quedó encendido durante toda la competencia. Además, en Ámsterdam se inauguró el modo de desfile que se estila hasta el día de hoy: las delegaciones son encabezadas por Grecia, luego desfilan en orden alfabético y cierran los atletas locales.

El Estadio Olímpico construido para la ocasión por primera vez incluyó una pista de ciclismo además de la de atletismo. No se si fue por un tema de costos pero da la impresión que quisieron meter todo lo posible en el mismo lugar y le fueron tirando deportes adentro. Además, austríacos y alemanes volvieron a participar de los juegos luego de la suspensión de éstos países en los dos JJOO previos.

File:Olympic Stadium Amsterdam 1928 (large).jpg - Wikimedia Commons
Estadio Olímpico de Ámsterdam. 1928

Una de las innovaciones de los Juegos de Ámsterdam fue la participación de mujeres en cinco disciplinas pese a la resistencia del ex presidente del Comité Olímpico Pierre de Cubertin y el Papa Pío XI (considero que la oposición de un Papa a una innovación en algún ámbito de la sociedad es señal de que dicha innovación va por el buen camino. Es casi como recibir el sello de calidad – “Reprobado por el Vaticano”).

Los atletas tuvieron problemas para el reconocimiento de las instalaciones, pues como todo por aquellos tiempos se hacía sobre la hora y sacando recursos de donde no había. Apenas 48 horas antes de la inauguración el Estadio estuvo listo.

Para destacar dentro de los JJOO además del fútbol, Johnny Weismuller volvió a dominar en Natación ganando cinco pruebas, además de un tercer puesto en waterpolo, Chile obtuvo su primera medalla en la historia de los Juegos a través de su maratonista Manuel Plaza que salió segundo y se dio la victoria de la atleta más joven en ganar una medalla en una competencia olímpica: fue la italiana Luigina GIavotti que con 11 años y 302 días fue segunda en gimnasia.

El plantel

La selección uruguaya mantuvo la base de los campeones del 24 pero renovó notoriamente su plantel, haciéndolo más largo y competitivo en la interna. Luego del cisma, los jugadores de Peñarol y Wanderers pudieron participar y eso le permitió a nuestro equipo contar con los mejores jugadores disponibles, salvo uno, José “el maestro” Piendibene, que se quedó en Montevideo al igual que lo hizo en 1927 cuando Peñarol hizo una gira por Europa.

De los campeones volverían a estar el golero Andrés Mazalí (Nacional), el capitán José Nasazzi (Bella Vista), Pedro Arispe (Rampla jrs), José Leandro Andrade (Nacional), y los temibles delanteros Santos Urdinarán (Nacional), Pedro Cea (Bella Vista), Pedro Petrone (Nacional) y Héctor Scarone (Nacional).

File:Uruguay 1928 olympics.jpg - Wikimedia Commons

Se sumaron el golero Fausto Batignani (Liverpool), los defensores Adhemar Canvessi (Bella Vista), Domingo Tejera (Wanderers), Juan Píriz (Nacional) y Venancio Bartibás (Central); mediocampistas, Juan “Nenín” Anselmo (Peñarol), Álvaro Gestido (Peñarol), Lorenzo Fernández (Peñarol) y Ángel Melogno (Bella Vista); y los delanteros, Juan Campolo (Peñarol), Roberto Figueroa (Wanderers), Juan Pedro Arremón (Peñarol), Eduardo Martínez y René “Tito” Borjas (Wanderers).

El campeonato

Si hay algo que aprendimos de los europeos es a armar campeonatos con número impar de equipos. Es que en Ámsterdam 1928 se presentaron 17 selecciones:

Bandera de Alemania República de Weimar (GER)Bandera de España España (ESP)Bandera de Luxemburgo Luxemburgo (LUX)Bandera de Suiza Suiza (SUI)
Bandera de Argentina Argentina (ARG)Bandera de Estados Unidos Estados Unidos (USA)Bandera de México México (MEX)Bandera de Turquía Turquía (TUR)
Bandera de Bélgica Bélgica (BEL)Bandera de Francia Francia (FRA)Bandera de los Países Bajos Países Bajos (HOL)Bandera de Uruguay Uruguay (URU)
Bandera de Chile Chile (CHI)Bandera de Italia Italia (ITA)Bandera de Portugal Portugal (POR)Bandera de Yugoslavia Yugoslavia (YUG)
Bandera de Egipto Egipto (EGY)

El modo de disputa fue el mismo que el usado para París 1924: el sistema de “Copa”, es decir, llaves eliminatorias de dos equipos estilo “mata mata”, el que gana sigue y el otro arma las valijas para el regreso.

Esta vez las selecciones sudamericanas fueron tres, pues además de los rioplatenses se sumó Chile, que era el tercero en discordia (lejos) por aquellos tiempos del fobal, pero tuvo que pagar derecho de piso y lo mandaron a jugar un partido eliminatorio contra Portugal. Los chilenos perdieron 4 a 2 y tuvieron que emprender el largo regreso a casa temprano.

El torneo empezó formalmente en etapa de “Octavos de Final”.

España le ganó con alguna dificultad a México 7 a 1, Italia despachó a Francia 4 a 3, Portugal siguió su racha triunfal y se sacó de encima a Yugoslavia 2 a 1 y en otro partido parejo Egipto le ganó 7 a 1 a Turquía. Los rivales que estaban en el camino inmediato de Uruguay y Argentina fueron República de Weimar (Alemania) y Bélgica respectivamente. Los germanos se sacaron de encima a los suizos 4 a 0 mientras que en un partido algo más reñido los belgas le ganaron a Luxemburgo 5 a 3.

Los rivales rioplatenses tuvieron caminos diferentes: mientras que los argentinos aplastaron a Estados Unidos 11 a 2, la selección uruguaya debía enfrentarse al local.

Holanda 0 – Uruguay 2

La bienvenida a los uruguayos fue correcta, pero el sorteo no causó mucha gracia a los presentes pues los locales quedaron emparejados con los nuestros. Se ve que el espíritu olímpico se apoderó de los sistemas de refrigeración holandeses y no lograron ser efectivos para generar un sorteo conveniente.

Los holandeses tenían en el recuerdo ser la única selección que le hizo partido a Uruguay en los Juegos de París. Esa idea del “sí se puede” salpimentada por un nacionalismo del más barato encarnado en la selección de fútbol, que haría que hasta Sergio Gorzy se ruborizara, llegó al ridículo de cantar el himno holandés dos veces previo al partido.

Los europeos habían perfeccionado su juego, basado en el contacto físico y convengamos que por aquellos tiempos no existían árbitros sensibles a los reclamos de los players habilidosos, blanco de la mayoría de las patadas. Los holandeses en ese sentido fueron muy prácticos y apelaron al viejo y querido “nos podrán ganar pero no se la llevan gratis”.

File:Netherlands 1928 vs uruguay.jpg - Wikimedia Commons

Los uruguayos trataron de evitar el contacto físico basando su juego en el pase de primera, el engaño a través del amague, la moña y el recorte. Así se sentía el fútbol en el río de la plata por aquellos tiempos. La pierna fuerte y la pelea eran el último recurso de un deporte basado en la técnica y la habilidad con la pelota. Si a nosotros nos parecían duros los partidos del fútbol oriental, en Europa te pegaban por las dudas.

Todo muy lindo, pero Uruguay ganó con goles de Scarone a los 20 minutos y Santos Urdinarán faltando 5 para el final del partido. El costo del 2 a 0 fue alto: Andrade y Scarone se perderían el partido siguiente por lesión.

La declaración del capitán holandés definió claramente el partido: “Acepto la derrota, simple y sencillo. La única satisfacción que los jugadores holandeses tenemos es que, como en los Juegos Olímpicos de 1924 hemos opuesto tenaz resistencia a los uruguayos, cuya fama es mundial y que tuvieron que usar todas sus habilidades para ganar“.

RAREST Vintage Mundo Uruguayo Mag Football Olympics Uruguay World CHAMPION  1928 | #1785406289

No había imágenes en HD pero los videos de los Juegos de Ámsterdam incluyen más cosas que lo poco que se rescató de París 1924. Así que en un esfuerzo de producción sin precedentes Obdulio les adjunta este video del match:

El partido con Holanda fue apenas el primero de cinco partidos durísimos que llevaron a Uruguay al oro Olímpico. Sobre los partidos contra Alemania e Italia escribirá Obdulio en el próximo capítulo.

Obdulio Olímpico.

Obdulio son los Padres

Otros post de Obdulio para repasar:

https://obduliosonlospadres.com/2019/03/19/un-maestro-del-futbol-uruguayo/

Obdulio cita sus fuentes:

https://www.livefutbol.com/equipos/uruguay-team/olympische-spiele-1928/2/

https://es.wikipedia.org/wiki/Anexo:F%C3%BAtbol_en_los_Juegos_Ol%C3%ADmpicos_de_%C3%81msterdam_1928

https://es.wikipedia.org/wiki/Juegos_Ol%C3%ADmpicos_de_%C3%81msterdam_1928

https://juegos-olimpicos.fandom.com/es/wiki/Juegos_Olimpicos_de_%C3%81msterdam_1928

https://www.auf.org.uy/juegos-olimpicos-1928/#:~:text=El%2010%20de%20junio%20se,Roberto%20Figueroa%20y%20H%C3%A9ctor%20Scarone.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .