Campeonato Uruguayo 2020

Campeonato Uruguayo: Rentistas finalista

A sugerencia de Obdulio, al fin y al cabo editor responsable de este espacio, intentaré omitir todos los “pero” de nuestro campeonato y en este post me dedicaré a comentar el “partidazo” que se jugaron ‘Liverpúl’ y Rentistas en el Centenario.

No se piense que el calificativo para describir el partido viene acompañado con numerosas jugadas de gol, fintas inolvidables y goles de chilena. Nada que ver. Fue la expresión pura de dos equipos que con la “suya” se dieron de frente, dejaron todo en la cancha y hasta terminaron acalambrados pateando penales.

Esa lucha épica despareja que sólo un deporte como el fútbol puede igualar (a veces) es lo que hace tan atractivo a este deporte. En básquetbol, por ejemplo, el equipo de Estados Unidos solo puede perder contra unos cracks talentosos y corajudos argentinos en los Juegos Olímpicos, pero contra un equipo que perdió a sus figuras y terminó último en la tabla, por más que tengan muchas ganas se van a llevar una bolsa de triples, dobles y tiros libres ejecutados de espalda.

Imagen

Anoche Liverpool y Rentistas llegaban con una diferencia de 24 puntos en la tabla del campeonato que había terminado 72 horas antes y que lo tuvo al bicho colorado a muy poco de irse a la B (le prometí a Obdulio no hablar de la forma de disputa del campeonato, así que no me extenderé en detalles).

El DT de Liverpool propuso el partido en campo enemigo el 95% del tiempo y las fuerzas de Rentistas se basaban en un golero que transmitía seguridad, defensa bien parada y en lo posible embocar pelotazos al peludo de rastas, Acosta, que con la “10” en la espalda le hacía honor al número tratando de apilar rivales y arrimar un poco al arco de Lentinelly.

Sin embargo la expresión futbolística de Liverpool desbordaba por todos lados al rival y provocaba salidas en falso que terminó con la jugada más clara del primer tiempo malograda por el “colo” Ramírez, que quiso definir a lo Messi eludiendo dos veces al arquero, pero terminó la jugada como habitualmente he visto a este delantero a lo largo del campeonato uruguayo: mal o muy mal (y eso que hizo más de 20 goles en la temporada, aclarando que vi unos cuantos partidos de Liverpool a nivel local y los que jugó por Sudamericana y Libertadores en el último año).

Dos pelotas en los palos completaron los “casi” de los “negros de la cuchilla” y una expulsión a mi entender mal sugerida por los árbitros del VAR (que la única vez que participaron metieron la pata), planteó un segundo tiempo desparejo y acentuando las diferencias de la primera parte, pero solo en postura en la cancha (y sin el peludo de rastas que por la expulsión fue sustituido para rearmar la defensa y se fue llorando de la cancha).

Imagen

Rentistas puso dos líneas de cuatro apretaditas, que a veces eran 5 atrás, y se aferraba al empate esperando por los penales. Así jugó Rentistas durante casi una hora y media de fútbol. Y lo hizo bien.

Liverpool se frustraba y enredaba en la telaraña defensiva planteada por Capuccio, los pases terminaban mansitos en el fondo de la cancha o cortos para el puntazo de algún defensor, y entre pitos y flautas el partido se consumía con el marcador cerrado.

Pero a falta de 10 Liverpool encontró uno de los pocos huecos durante toda la noche y el buscapié que llegó forzado desde la línea final terminó con un gol en contra que hacía “justicia” con el trámite del partido. Saben muy bien que a Obdulio no le gusta hablar de “justicia” en el fútbol, porque la única verdad es la que muestra el marcador final, pero sí se puede decir que al menos confirmó con un gol el amplio dominio de campo y pelota que tuvo casi todo el tiempo..

Capuccio reaccionó rápido, puso a Salomón Rodríguez, y a los tres minutos empató Rentistas cuando el recién ingresado le bajó una pelota a Franco Pérez y éste la clavó en la ratonera izquierda de Lentinelly.

Uno a uno y a barajar de nuevo.

Ese gol no frenó a Liverpool que empujó hasta el último segundo de los descuentos, pero nada movió el tanteador y se fueron al alargue.

En el suplementario Rentistas tuvo la más clara en los pies de Rodríguez que le tapó muy bien Lentinelly y como quien no quiere la cosa los 30 minutos extra fueron un calco de los otros 90 pero sin goles. Rentistas había logrado el primer objetivo del partido después de padecer el juego dos largas horas.

Calificar los penales como “suerte y verdad” o “lotería” es de las formas más vagas de describir un partido aparte al partido en sí. Aquí juegan los nervios, el cansancio, las responsabilidades y la capacidad emocional de cada jugador, en muchos casos sobre la técnica.

De los diez penales, la mitad fueron atajados por los arqueros de manera brillante. Lentinelly sacó dos a mano cambiada espectaculares, pero Rossi se quedó con tres y Rentistas consiguió el pase a la final.

Rentistas llegó desde la B a esta temporada 2020, ganó el Apertura, soportó un “saqueo” de futbolistas al final del torneo ganado y se aferró a primera como pudo. Jugó a cara de perro esta semifinal, con el corazón en la mano y se ganó a ley de juego su pasaje a la final contra Nacional.

¿Misión cumplida para Rentistas?

Viendo como jugaron anoche, y como han vivido cada partido, considero que para este plantel de Rentistas haber ganado la semifinal es una aventura que aún no terminó.

Nos vemos en las finales.

Obdulio opina

Obdulio son los Padres

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .