Uncategorized

ELIMINATORIAS: VENEZUELA 0 URUGUAY 0

Un partido como éstos que tuvo que soportar Obdulio son los que claramente erosionan el ánimo de cualquiera que pretenda seguir las peripecias de los esforzados atletas vestido de celeste.

Estoy seguro que Ud y yo no apagamos la tele a los 30 minutos de partido porque estaba Uruguay en la cancha, y tal vez porque en algún caso no había terminado la picada.

El match se lo puede resumir en dos palabras: ES PANTOSO

Decir que Uruguay salió a la cancha con un 4-3-3 con la idea de desbordar por las puntas para asistir a Suárez es de una candidez propia de alguien que no conoce a nuestro entrenador, que para no molestar a los rivales (no sea que ganarles les provoque algún trauma), puso a Torres (que es zurdo) por derecha y al cabecita Rodríguez (que es derecho) por izquierda.

Vale aclarar que ambos players juegan en esas posiciones en sus equipos, pero alternando por el lado de su pierna hábil generando desbordes peligrosos también. Pues en Uruguay si empezás jugando por derecha, terminás jugando por derecha, salvo que seas Cáceres y tengas puesto asegurado por toda la zaga.

Hablando de Cáceres, ya pasaron más de 10 años y Uruguay no ha sido capaz de sustituirlo, cuando juega a pierna cambiada y es inexistente proyectándose al ataque. Vendría siendo hora que juegue Viña por ahí y no andar inventando líneas de 3 para que todos los de siempre conserven su carguito en la cancha.

Es que carguitos parece que tienen Vecino, incomprensible su titularidad, y Suárez, que pese a que es de esos 9 que no se les puede dar ventaja, con la Celeste es una máquina de protestar y no aporta nada para el equipo cuando se malhumora temprano.

Muslera sea quizás de los pocos que se salven de un equipo que no dio nada, no jugó a nada y dependió de un lateral improvisado como volante por izquierda para generar las únicas dos chances más o menos claras en una hora y media de juego.

De Venezuela, apenas el terraja de Martínez (con esa tinta capilar no cabe otra forma de referenciarlo) y alguito de Savarino que se aprovecharon de todas las ventajas de la enlentecida zaga celeste.

A Uruguay le jugaron con la patentada del Maestro pero sin peinada. Puro pelotazo largo que casi termina en éxito cuando Martínez se aprovechó del espanto que hicieron Godín y Josema, la mandó a guardar pero lo anularon porque bajó la pelota con sus brazos.

Para el segundo tiempo el DT innovó con el mismo planteamiento que no le sirvió de nada contra Paraguay y nos dio el tiempo para observar que a Valverde le está creciendo la papada (flojito el pajarito hoy).

Los platos rotos lo pagaron Vecino y el Jona en los cambios, pero además del ya mencionado Viña, la solución al desorden uruguayo fue poner al “cerebral” Nández en la cancha.

Todo dicho, a rezar y esperar que de casualidad hagamos un gol.

Y casi si da porque Josema y Viña estuvieron cerca de cabeza y también Viña definió como un lateral en el mano a mano contra graterol que con su cara tapó la más clara de todas.

Sobre la hora Muslera hizo tremenda atajada y para atragantarnos con lo que quedaba de papas chips en el bowl tuvimos que ver el ingreso de Gorriarán (él no tiene la culpa) y frenar la salida.

En resumen, el jugador del partido fuimos los que lo padecimos 90 minutos. Obdulio me está por cobrar para ver estos partidos.

Sin mucho más vamos al unoxuno:

MUSLERA: Vestido de mantel de casa de playa decorada por un daltónico, hizo tremenda atajada y justificó el viaje desde Turquía.

GIOVANNI: Meritorio y entusiasta. Que sea él de los menos malos de Uruguay en el primer tiempo habla muy bien de él y muy mal de sus compañeros de ataque

JOSEMA: Lento de reflejos, tuvo suerte que el VAR hizo de las suyas y que Godín jugó peor que él. Casi la emboca de cabeza y fue lo único que se puede destacar como positivo.

GODÍN: Alguien que tiene la barba tan cuidada es indicador de que ya está ocupando tiempo en otras cosas. Lento, sin salida ni el juego aéreo en el arco rival de otrora ya entra en la categoría “Mono Pereira” en la selección.

CÁCERES: Desde 2006 que empezó el proceso de desterrajización de la selección nacional y no hemos logrado encontrar un lateral izquierdo que juegue por él. Cuando aparece alguno (Viña y pará de contar) Cáceres sigue en ese puesto y al que debería jugar allí le inventamos algún puesto que no le garantice titularidad continua.

TORREIRA: Otro de los que arruinó el Cholo y su super Atlético. Intrascendente.

VECINO: ¿A Tabárez le estarán mostrando partidos viejos? No se entiende como tiene lugar entre 25 uruguayos para jugar por la selección. Maestro, Trindade es uruguayo (Ta, Obdulio se tomó un par de grappas de más).

VALVERDE: Papada preocupante, cara de cansado y más solo que el uno. Sigue extrañando a Casemiro y Kross.

JONA: Casi ni jugaron por su lado. Lo sacaron porque Suárez no sale.

TORRES: Bien marcado, mal rodeado en ataque. Tira los tiros libres que Suárez no quiere patear porque le queda lejos ir hasta esa zona de la cancha.

SUÁREZ: Juega como gordo habilidoso en un fútbol 5 con amigos. Está claro que Suárez no está gordo, pero sí lento y ya sin caja de cuarta velocidad. Lo que piensa la mente no le responde el físico (el resto del chiste con cerebro y físico de Suárez lo termina Ud.).

GORRIARÁN: Entró por Torreira lesionado.

VIÑA: Con dos chances de gol (malogradas) y pisar el área rival fue el menos malo de todos los que jugaron. Él lo hizo fuera de puesto.

NÁNDEZ: Entró para ordenar el medio y fracasó exitosamente.

DE LA CRUZ: Mientras Obdulio pensaba que pasarla a los de celeste era un mérito ese tiro cuatro metros por encima del horizontal sobre el final del partido nos dejó la imagen de su actuación y de todo el equipo.

Dos partidos para el olvido de Uruguay donde no aprovechó el tropezón de sus rivales. Más allá de los resultados lo que preocupa es el funcionamiento en toda la competición. Salvo el 3 a 0 contra Colombia, el resto fue muy pobre (ganamos de casualidad a Chile, nos goleó Ecuador, perdimos con Brasil y hace 3 partidos al hilo no hacemos goles)

Tabárez declaró que este camino al Mundial sería para él y “su” generación de jugadores, “el último baile”. Que linda oportunidad de pensar otra metáfora se perdió el troesma.

Nos vemos en la Copa América

Obdulio son los Padres

Categorías:Uncategorized

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .